Apple, una compañía verde y transparente.

Apple “piensa diferente” desde sus inicios. El Apple I, recientemente subastado por unos “módicos” 388.000$ y que podríamos catalogar como el primer ordenador personal de la Historia, fue ideado y construido de forma artesanal en un garaje por dos visionarios, Wozniak y Jobs. En sus propios orígenes ya podemos apreciar ese toque distintivo y diferente de Apple que aún hoy se mantiene vivo. Corría la década de los setenta, época en que se vivía un ambiente social, político y económico muy diferente al actual, inmerso el mundo en un clima de tensión permanente en el que gran cantidad de jóvenes comenzaban a poner en práctica sus ideales en diferentes ámbitos influidos por la cultura libertaria del momento.

El nacimiento oficial de Apple el primero del mes de abril de 1976 coincide en el tiempo con la revitalización de un movimiento ecologista que ya había dado sus primeros pasos allá por la década de los años cincuenta y que ahora comenzaba su verdadera expansión social al amparo de las consecuencias de la crisis del petróleo de 1973. Apple, en calidad de empresa, heredó parte de ese espíritu inconformista de su cofundador Steve Jobs y prácticamente desde sus inicios, pero especialmente desde hace dos décadas hasta ahora, se ha mostrado como una compañía plenamente comprometida con el medioambiente.

Hoy son aún muchas las personas, empresas, instituciones y gobiernos que sistemáticamente dan la espalda a todo tipo de políticas encaminadas a la conservación y regeneración del planeta que habitamos, sin ir más lejos, el propio gobierno de los EEUU. Pero aún son menos los que invierten dinero y recursos no sólo en contribuir con la defensa medioambiental si no además, en explicarlo con todo lujo de detalle y de forma transparente, un término muy de moda y demandado por la sociedad actual en múltiples sectores.

Navegando por la propia página web de Apple podremos comprobar ese nivel de compromiso y transparencia al que me refiero. La información proporcionada por la compañía de la manzana al respecto alcanza un nivel de exhaustividad sencillamente desconocido por muchísimas empresas a lo largo y ancho del planeta. Esta actividad pro-ecologista de Apple se fundamenta en dos grandes ejes u objetivos: la reducción de emisiones de CO2 y la reducción de gases de efecto invernadero a través de la búsqueda de la mayor eficiencia energética posible, para lo cual lleva a cabo múltiples actuaciones, algunas que me han llegado a sorprender, como veremos a continuación.

La huella ambiental de la manzana mordida.

Es el impacto que una empresa deja en el medioambiente a lo largo de todos los procesos de producción. En su web, Apple pone de manifiesto cuál es su nivel de impacto ambiental y, con un tono acertadamente didáctico, desglosa los diferentes ámbitos que componen su huella ambiental:

  • fabricación: reducción del volumen de materiales empleados y eliminación de productos tóxicos.
  • transporte: una de las estrategias principales es reducir el packaging, de esta manera, se reduce el espacio ocupado por los productos y sus paquetes y cada viaje permite transportar un mayor cantidad de productos.
  • uso de productos: empleo de componentes que requieren un menor uso de energía por parte de los usuarios, búsqueda e implantación de fuentes de energía más eficientes y uso de software que controla el consumo de energía de los productos.
  • reciclaje de productos.
  • instalaciones: desde principios de 2010 aproximadamente, las instalaciones de Cork, Elk Grove o Maiden funcionan completamente con energías renovables mediante pilas de biogás, paneles solares

 

Hay que destacar también en esta labor que Apple explica en su web la forma en que se realizan los cálculos, no limitándose a aportar un simple dato técnico. Lo hace además especificando la evolución del impacto medioambiental producto por producto. En esta sección podremos descubrir actuaciones concretas de la compañía en favor de la reducción de su huella ambiental como “los 1600 empleados que van en autobús de biodiésel a diario”, la existencia de un programa de “bicicletas compartidas” en Apple o la instalación de estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Energías renovables y eficiencia energética.

“El uso de de energías renovables ha aumentado un 114% en las instalaciones de Apple en todo el mundo” pasando del 35% en 2010 al 75% en 2012. Ésto se consigue mediante tres actuaciones concretas: consumir la menor energía posible a partir de un diseño eficiente de las instalaciones, producir energía propia (pilas de combustible, parques solares…) y la compra de energías renovables cuando su producción directa no es posible. Y todo lo anterior va unido directamente a un esfuerzo adicional para diseñar productos que consuman la menor energía posible; en palabras de Apple, “desde 2008 hemos reducido en un 40% el consumo medio de nuestros productos” ¿Cómo? Diseñando “adaptadores que consumen lo mínimo cuando no están en uso” y coordinando “el hardware y el software para ahorrar energía”. Todo ésto además, es una alegría para nuestros bolsillos.

Programa de reciclaje Apple.

Todo lo visto hasta ahora se completa con el “programa de reciclaje de Apple”, orientado a evitar que desechemos nuestros productos obsoletos de forma inadecuada a cambio de un descuento en la renovación del producto en cuestión.

 

Esta actitud “verde y transparente” se acaba perfilando con toda una serie de informes de rendimiento medioambiental producto por producto que incluye aspectos como su impacto sobre el cambio climático, las sustancias tóxicas NO presentes (en concreto, todos los productos creados después de 2008 están libres de PVC, BFR y plomo), su eficiencia energética, cuál será su proceso de reciclaje y la huella ambiental que dejará en el planeta, así como los materiales de fabricación y su eficiencia. Y por supuesto, todos estos informen se encuentran a disposición libre en formato digital, no impresos, lo que supone una ayuda más a la conservación del medioambiente, al igual que el fomento de los formatos digitales en música, ebooks, aplicaciones o películas, que eliminan los formatos físicos abaratando precios y reduciendo la contaminación derivada de los procesos de fabricación y/o transporte.

Ésto ha sido un breve análisis de una actitud que me ha parecido lo suficientemente importante como para ser destacada. Es evidente que publicando toda esta serie de medidas y resultados, Apple se hace publicidad y contribuye a su buena imagen, lo cual no implica que no podamos valorar positivamente sus esfuerzos en pro de la conservación y regeneración de nuestro planeta, algo de lo que muchos, comenzando por los propios gobiernos, deberían tomar nota.

Os animo a explorar su web e informaron con más detalle no sólo de esta actitud verde de Apple, si no para aprender mucho más sobre el tema.

FUENTE: Apple

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Ofertas en Mac y accesorios
¿Quieres comprar un MacBook o un iMac? No te pierdas estas ofertas a la hora de comprar un ordenador de Apple y si ya tienes uno, protégelo con una buena funda.
MacBook con descuentoiMac rebajadoFundas MacBook

Categorías

Noticias, Varios

Applelizados era una web dedicada al mundo de Apple. Actualmente está integrada dentro de soydemac.com para hacer una comunidad de amantes de Apple mucho más grande y activa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.