Apple condenada a pagar 300 millones de dólares por infringir una patente DRM

Tim Cook

Hay cosas que no se entienden. Las patentes, son de dominio público, y pueden ser consultadas. Si vas a fabricar un dispositivo y crees que alguna de sus funciones está patentada por terceros, debes pedir permisos para ello, y normalmente, pagar royalties. Para eso están.

Y lo que no entiendo en como Apple, y sus servicios jurídicos, no miran estas cosas con lupa antes de lanzar un nuevo producto o servicio, para evitar lo que le acaba de suceder. Acaba de ser condenada a pagar 300 millones de dólares por usar un servicio de distribución de contenido cifrado sin el consentimiento de la empresa dueña de la patente.

Vamos a suponer que diseño un smartphone circular. Hago un informe, explicando con pelos y señales como sería dicho móvil, adjunto cuatro dibujos cutres donde se aprecie una pantalla redonda, sin necesidad de hacer renders en 3D ni nada espectacular, y lo presento en la casa de patentes.

Hacer dicha solicitud es relativamente barato. Si tengo la suerte de que nadie más se le ha ocurrido semejante idea, el organismo regulador me concede la patente, y listo. Ya solo queda guardarla en el cajón y esperar. Porque yo ni soy fabricante de móviles, ni tengo intención de fabricarlo. Pero si a alguno se le ocurre hacerlo, tendrá que comprarme la patente o pagarme un royalty por cada unidad vendida. Y si no lo hace, denuncia al canto.

A esto se dedica la empresa PMC (Personalized Media Communications). Se dedica a presentar patentes que nunca va a usar, pero cree que alguna empresa sí lo puede hacer. Su negocio está en vender después dichas patentes a las compañías interesadas en su explotación.

Condenada a pagar 300 millones de dólares

Bloomberg acaba de informar que Apple ha sido condenada a pagar 308,5 millones de dólares a Personalized Media Communications después de infringir una patente relacionada con la gestión de derechos digitales (DRM). Un jurado federal en Marshall, Texas, decidió el viernes que la compañía infringió la patente de PMC después de celebrarse un juicio que ha durado cinco días.

PMC había presentado la demanda alegando que Apple infringió una patente suya que incluye FairPlay, que Apple utiliza para la distribución de contenido cifrado desde sus aplicaciones iTunes, App Store y Apple Music.

Todo comenzó en el 2015. PMC había demandado a Apple por presuntamente infringir siete de sus patentes. Apple desafió con éxito el caso, pero PMC apeló ante el tribunal el año pasado y revocó la decisión de la junta de que ciertas reclamaciones de patentes eran inválidas.

Apple no es la única víctima de PMC. Google y YouTube ganaron un juicio similar  por otra patente de PMC recientemente y otra denuncia contra Netflix está pendiente en Nueva York. Caza mayor, sin duda.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.