Apple se enfrenta a un movimiento cada vez con mas fuerza en defensa del empleado

 

Ashley M. Gjøvik

Ashley M. Gjøvik web https://www.ashleygjovik.com/

Apple no se anda con rodeos cuando se trata de cuidar su privacidad ante otras empresas o personas ajenas a lo que pasa dentro de la empresa. En el caso que nos ocupa, tenemos la versión completa de la afectada, una trabajadora de Apple que es y ha sido muy crítica con algunos aspectos laborales de la empresa. Nos falta la otra parte, la de Apple. Hasta el momento lo que sabemos es que Apple ha prescindido laboralmente de los servicios de Ashley M. Gjøvik por haber filtrado información confidencial sobre su trabajo en la empresa.

El caso de este despido es muy sonado y ha trascendido, porque Ashley M. Gjøvik  es una persona muy mediática que ha ofrecido en varias ocasiones entrevistas a medios especializados y por tanto podemos tener una visión de su pasado y presente en la compañía americana. 

Sabemos que Apple, como la inmensa de empresas del sector, hace firmar acuerdos de confidencialidad a los empleados. Acuerdos que en caso de romperse pueden llevar al despido de esa persona. En esta ocasión parece que Apple ha entendido que Gjøvik, ha incumplido esos acuerdos en varias ocasiones y por eso mismo ha decidido despedirla. Según la empresa, Ashley Gjøvik ha violado la política de la compañía con respecto a la divulgación de propiedad intelectual. Sin embargo no ha especificado qué información confidencial, si la hubiera, se filtró.

Según se recoge en AppleInsider, la empleada recibió un correo electrónico del equipo de relaciones con los empleados de Apple diciendo que se estaba llevando a cabo una investigación sobre un «asunto sensible de propiedad intelectual». El representante recomendó que hablaran en e plazo estipulado, pero ella solicitó el cumplimiento de las estipulaciones anteriores de que todas las comunicaciones se realizaran por escrito. Gjovik respondió reiterando su voluntad de participar en la investigación y pidió la oportunidad de abordar las reclamaciones. Posteriormente se le restringió el acceso a los sistemas de Apple. Más tarde se le comunicó mediante email que estaba siendo despedida.

Despedida sí. pero parece que la cosa no se va a quedar como está

Ella misma ha declarado:

Después de que comencé a recibir  represalias e intimidación la primavera pasada, lamentablemente esperaba ser despedida sin ninguna explicación real. Sin embargo, todavía estoy conmocionada y herida. Me encantan los productos de Apple y trabajé incansablemente para ayudar a garantizar que Apple cree experiencias excepcionales para los clientes. Yo, como una niña pequeña que jugaba en mi Torre G3, nunca hubiera soñado que la compañía me despediría por defender los derechos de los empleados y las condiciones laborales. Me siento traicionada.

La ya despedida, ha estado tuiteando sobre varios temas relacionados con el trabajo durante meses. A menudo ha incluido correos electrónicos redactados y otros medios en sus publicaciones. El acoso, un ambiente de trabajo hostil, las represalias, la intimidación y el sexismo son algunas de las preocupaciones que planteó a las autoridades apropiadas dentro de Apple.

Todo este tema llega en un momento un poco delicado para la empresa. No sólo tiene que hacer frente al despido de una persona mediática en las redes sociales. Además, ahora se ha sabido que se ha solicitado formalmente a la Junta de Accionistas que revisen la firma de los acuerdos confidenciales que firman los empleados. Se alega que pueden esconder casos de acoso y discriminación.  Todo esto después de la negativa reciente a una propuesta de accionistas y activistas para eximir a los empleados de los acuerdos de no divulgación al considerar los informes de acoso y discriminación, diciendo que las excepciones ya están cubiertas por la Política de Conducta Empresarial.

Parece que los empleados de Apple comienzan a organizarse sobre el mal manejo de las quejas en el lugar de trabajo. Un esfuerzo externo denominado AppleToo ha recopilado y está comenzando a publicar cientos de historias que ilustran el acoso laboral, el sexismo, el racismo, la inequidad y otras acusaciones graves. Esto sólo puede ser la punta del iceberg o quedarse en nada de nada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.