Cómo instalar una versión de OS X desde cero

Cuando nos disponemos a instalar una nueva versión de OS X hay que hacerse una pregunta: ¿Será una primera actualización o ya vamos por la segunda? Sí nuestra respuesta es la segunda, deberíamos ir pensando en realizar una instalación desde cero de la nueva actualización OS X, ya que a medida que vamos actualizando los sistemas, éstos van dejando restos de sus versiones anteriores y por lo tanto nos van cargando el ordenador de basura que lo hará más lento y menos efectivo.

Para esta tarea lo primero que tendremos que realizar es una copia de seguridad de todos nuestros archivos y en segundo lugar, la creación de un disco de instalación del nuevo sistema con el que vamos a realizar la instalación limpia.

El primer paso será descargar la versión del sistema que queremos instalar en nuestro Mac, en nuestro caso es OS X Mountain Lion, por ser la última versión. Una vez descargado en nuestro ordenador y cuando se inicie el proceso de actualización lo que haremos será cerrar la ventana e irnos a la carpeta de Aplicaciones para localizar el archivo que se ha descargado y con el botón derecho del ratón haremos clic sobre el icono y seleccionaremos mostrar el contenido del paquete.

Se abrirá una ventana en la que nos mostrará una carpeta llamada Content. La abrimos y veremos SharedSupport, abrimos esta carpeta para encontrarnos el archivo que vamos a necesitar para crear el disco de instalación que es el denominado InstallESD.dmg y lo llevamos al escritorio.

A continuación abrimos Utilidad de discos, que se encuentra en Aplicaciones, para preparar el disco de arranque que podrá ser un USB, una tarjeta SD, un disco duro externo o un DVD de doble capa. Tendremos que tener en cuenta dos cuestiones a la hora de seleccionar nuestro disco de arranque externo, la primera es que la capacidad mínima debe de ser de 8GB; la segunda es que la tabla de particiones utilizadas debe de ser GUID para que el Mac con procesador Intel los detecte como discos de arranque.

Nosotros hemos escogido un USB de 16 GB. Por lo tanto seleccionamos el pendrive y picamos en la pestaña particiones para crear una partición de 8GB mínimo. Asegurándonos de que esté en formato HFS+ y la tabla de particiones sea GUID.

Una vez creada pasamos a Restaurar. En Origen seleccionamos la imagen montada tras hacer doble clic sobre InstallESD.dmg y en destino la partición creada en el USB.
En origen podemos colocar tanto el archivo InstallESD.dmg como la imagen que hemos creado en el escritorio de dicho archivo. Lo único es que a algunos usuarios, seleccionar la imagen original InstallESD.dmg les reporta un error al finalizar la restauración. Por tanto, mejor seleccionar en origen la imagen creada del escritorio.

Cuando hemos creado el disco de instalación pasamos al siguiente paso.

Abrimos el Panel de preferencias, Discos de Arranque y seleccionamos el disco de instalación creado y le damos al botón reiniciar. Otra opción es reiniciar directamente y mantener la tecla opción (ALT) pulsada mientras inicia el ordenador.

Iniciado el Mac desde el instalador del nuevo sistema operativo veremos una primera pantalla en la que aparecerán varias opciones:

Primero debemos seleccionar Utilidad de discos, porque queremos borrar todo el contenido del disco duro actual de nuestro Mac. Podemos hacerlo de dos formas, seleccionando la partición y dando a borrar dentro de la pestaña Borrar, o bien,  desde la pestaña de particiones seleccionar crear una partición y aceptar, ya que así elimina la posible partición de recuperación.
Una vez hemos borrado el contenido del disco duro ahora sólo toca instalar el sistema. Salimos de Utilidad de discos y seleccionamos Reinstalar el nuevo sistema.

Ya sólo queda seguir los pasos y una vez finalizado tendremos nuestro sistema operativo totalmente instalado desde cero. Una instalación limpia que eliminará los problemas del sistema que hayamos podido arrastrar en otras versiones.

Resumen

  • Descargar el nuevo sistema que queremos instalar en nuestro Mac desde la Mac App Store.
  • Cuando se complete la descarga, ir a aplicaciones y localizar Instalador.
  • Clic con el botón secundario sobre el icono y seleccionar Mostrar contenido del paquete.
  • Entrar a la carpeta Content -> SharedSupport. Pasar archivo InstallESD.dmg al escritorio.
  • Abrir utilidad de disco. Si usamos una tarjeta SD, memoria USB o disco duro externo seleccionamos la pestaña particiones y creamos una partición de 8GB mínimo. Asegurándonos que esté en formato HFS+ y tabla de particiones GUID.
  • Con la partición creada vamos a Restaurar. En Origen seleccionamos la imagen montada tras hacer doble clic sobre InstallESD.dmg y en destino la partición creada en la tarjeta SD, pendrive o DVD.
  • En origen podemos colocar tanto el archivo InstallESD.dmg como la imagen montada de dicho archivo. Lo único es que a algunos usuarios, seleccionar la imagen InstallESD.dmg les reporta un error al finalizar la restauración. Por tanto, mejor seleccionar en origen la imagen montada.
  •  Finalizado el proceso tan sólo falta reiniciar el Mac y mantener pulsada la tecla Opción (ALT) para seleccionar como unidad de arranque la creada.

Fuente Applesfera

Ofertas en Mac y accesorios
¿Quieres comprar un MacBook o un iMac? No te pierdas estas ofertas a la hora de comprar un ordenador de Apple y si ya tienes uno, protégelo con una buena funda.
MacBook con descuentoiMac rebajadoFundas MacBook

Categorías

Tutoriales

Applelizados

Applelizados era una web dedicada al mundo de Apple. Actualmente está integrada dentro de soydemac.com para hacer una comunidad de amantes de Apple... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *