Cómo limpiar tus AirPods, AirPods Pro, AirPods Max y EarPods

AirPods Pro

A todos nos pasa. Estrenamos nuestros queridos y caros AirPods por primera vez, con ese blanco nuclear icónico de los auriculares de Apple, los probamos, vemos que se escuchan muy bien, que encajan perfectamente en nuestros oídos (o no) y que ha merecido la pena lo que acabamos de pagar por ellos.

Y cuando te los sacas del oído para guardarlos en su estuche de carga: ¡Horror!¡Se han manchado de la cera de los oídos! Miras a izquierda y derecha por si te ve alguien, los limpias rápidamente con los dedos, y los guardas, pensando por un momento que eres la única persona en todo el planeta que tiene cera en los oídos…

Todos los seres humanos, en mayor o menor medida, segregamos cera en nuestros oídos. Es necesaria para protegerlos. Dicha cera contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo. Actúa como un escudo protector entre el mundo exterior y el tímpano.

Y ahí es cuando nosotros, actuamos en contra de la Naturaleza, e introducimos en los agujeros de nuestros oídos un elemento extraño, de plástico blanco, durante largos espacios de tiempo: Los AirPods. Pues pasa lo inevitable. O te limpias en profundidad el interior de tu oídos cada vez que quieres usar tus auriculares, cosa que nadie hacemos, o irremediablemente los vas a impregnar de cera.

Y si van pasando los días, y con las prisas, no te acuerdas o no tienes tiempo de limpiarlos cada vez que te los quitas de los oídos, al final dejarás de escuchar tu música preferida con la claridad del primer día. Y no es que te estés quedando sordo, ni los tienes averiados, es que simplemente toca limpiarlos. Vamos a ver cómo hacerlo sin dañarlos.

AirPods Pro

La resistencia oficial al agua de los AirPods y AirPods Pro sólo es al sudor y salpicaduras. Que lo sepas.

Qué dice Apple que puedes hacer

Apple tiene en su web una página de soporte donde recomienda qué debes y qué no debes hacer a la hora de limpiar tus Auriculares. Vamos a hacer un resumen de sus indicaciones.

  • Para el plástico blanco de la carcasa de los AirPods internos, y su estuche de carga, puedes usar una toallita impregnada en alcohol etílico al 75%.
  • Si no, simplemente con un paño humedecido en agua, y sécalos con otro seco sin pelusa.
  • Para los AirPods Max, usa un paño ligeramente humedecido con agua corriente y sécalos con un paño suave, seco y sin pelusa.
  • Para limpiar las almohadillas de los AirPods Max, quítalas de los auriculares y humedece un paño en una solución de 5 ml de detergente líquido para la ropa en un vaso de agua. Frótalas y sécalas bien.
  • Limpia las rejillas del micrófono y el altavoz con un bastoncillo de algodón seco.
  • Elimina los residuos del conector Lightning con un cepillo limpio, seco y de cerdas blandas.
  • Saca las gomas de los AirPods Pro y pásalas bajo en grifo. Sólo con agua. Sécalas bien antes de volver a colocarlas.

Y qué no debes hacer

  • No uses las toallitas impregnadas en alcohol para limpiar las rejillas de los altavoces de los AirPods.
  • No uses productos que contengan lejía ni peróxido de hidrógeno.
  • Evita que se humedezcan las aberturas. Que no entre líquido por ellas.
  • No sumerjas los AirPods ni los AirPods Pro bajo el agua.
  • No pongas los AirPods Max bajo el grifo.
  • No intentes usarlos hasta que estén completamente secos.
  • No metas nada en los puertos de carga.
agua

Ni se te ocurra meter tus AirPods bajo el agua. Deja estas pruebas para los locos YouTubers.

Nuestra recomendación

Toda esta teoría que nos explica Apple va muy bien conocerla, para no cometer ningún error, pero vamos a explicar de una manera más práctica cómo mantener nuestros auriculares de Apple en perfecto estado.

Para la carcasa blanca exterior de los AirPods, puedes usar un paño seco, o como mucho humedecido ligeramente en agua o alcohol. Frótalos y sécalos inmediatamente, evitando mojar la rejilla de los altavoces, ya que si lo haces y tiene cera acumulada, se puede formar una pasta y acumularse en los pequeños orificios de la rejilla, siendo entonces un fastidio.

Lo mejor para limpiar dicha rejilla es hacerlo siempre en seco. Una un cepillo de dientes seco y raspa la rejilla. Eso hará que salten las pequeñas partículas de cera seca, y la dejarás limpia. Si la mojas, tendrás un problema. También puedes usar la típica masilla «Bluetac». En ella se pegará toda la cera seca, y quedará la rejilla bien limpia.

Para las gomitas de los AirPods Pro, quítalas y pásalas bajo el grifo, sólo con agua. Sécalas muy bien, y vuelve a colocarlas. Y listo. Para las almohadillas de los AirPods Max, no te la juegues y sigue las instrucciones de Apple. Desmóntalas y pásales un paño humedecido en un vaso de agua con una cucharadita de jabón líquido de la ropa. Sécalas muy bien y listo.

Cepillo

Esto es lo que debes usar para limpiar tus AirPods: un bastoncillo y un cepillo de dientes.

Limpia también el estuche de carga

El estuche de carga merece mención aparte. No lo mojes por nada del mundo, evitando sobre todo que le pueda entrar líquido. Como mucho, por la parte exterior, como has hecho con el plástico de los AirPods. Y por la parte interior, límpiala con un bastoncillo.

Ten mucho cuidado con lo que introduces en los agujeros donde van alojados los AirPods. En el fondo, hay dos conectores que son los encargados de pasar la corriente de carga a las baterías de los AirPods. Como comprenderás, deben estar siempre limpios, para que hagan buen contacto, sino, puede que no carguen. Si los ves sucios usa un palillo de madera o un bastoncillo seco.

Otro punto crítico es el puerto Lightning. Si sueles llevar el estuche de carga en el bolsillo, es posible que se vaya acumulando en el interior del puerto pelusilla de la ropa. No está de más que de vez en cuando le metas un palillo de madera para sacar dicha pelusilla con mucho cuidado. Nunca uses nada metálico.

Con estos pequeños consejos podrás mantener tus AirPods en pleno estado de revista. Parece mentira cómo se llegan a ensuciar si los usas con mucha frecuencia, ya sea por la cera de los oídos, o por la pelusilla de la ropa de los bolsillos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)