Cómo ver los archivos ocultos de macOS

archivos ocultos en macOS

Como en todo sistema operativo, existen una serie de archivos ocultos de macOS que están lejos del alcance de los usuarios generales y sobre los que Apple no tiene un especial interés en que accedas a ellos.

¿Quieres saber más sobre los archivos ocultos en macOS y cómo poder llegar a ellos? Te contamos más sobre esto a lo largo de este artículo.

¿Qué son los archivos ocultos de macOS?

algunos tipos de archivos ocultos de mac

En macOS, al igual que en otros sistemas operativos, existen unos archivos que por interés de Apple están ocultos a la vista del público.

Y no hay que pensar en grandes teorías de la Conspiración que expliquen por qué están escondidos a tu vista, sino que lo están básicamente por la seguridad de tu ordenador: son archivos del propio sistema que no requieren que sean modificados por un usuario para que macOS funcione con normalidad.

Todos conocemos Finder, el explorador de archivos de Mac que además se encarga de localizarlos. A fin de que no seamos capaces de encontrar estos archivos, Apple les hizo un cambio en el nombre muy sencillo, pero eficaz para que no los encontremos: les añadió un punto «.» en el inicio del nombre.

Gracias a ese pequeño detalle, Finder está programado para saltarse los archivos que tengan esta nomenclatura considerándolos como críticos de sistema y por lo tanto, no te los mostrará a no ser que se marque lo contrario.

Tipos de archivos ocultos en macOS

En macOS existen diez tipos de archivos ocultos que son habituales, los cuales te aconsejamos que no los toquetees mucho si quieres mantener la integridad de tu sistema operativo:

  • .DS_Store: Almacena información sobre la visualización de carpetas, como el tamaño y la posición de los iconos y las ventanas.
  • .localized: Se utiliza para almacenar información de localización que permite a macOS mostrar el nombre de una carpeta o archivo en el idioma correspondiente al sistema operativo.
  • .Trashes: Esta carpeta marca los elementos que han sido enviados a la papelera de reciclaje por cada usuario.
  • .bash_history: Es un archivo que contiene el historial de comandos utilizados en la terminal de macOS.
  • .bash_profile, .bashrc: Estos son archivos de configuración para el shell de bash, que permiten personalizar el entorno de la terminal.
  • .ssh: Aquí se almacenan las claves públicas y privadas utilizadas para conexiones SSH (Secure Shell).
  • .config: Contiene configuraciones de aplicaciones específicas.
  • .cups: Almacena información sobre la impresión, como trabajos en cola y ajustes de impresión.
  • .plist: Los archivos .plist son archivos de propiedad de Apple utilizados para almacenar preferencias y ajustes de aplicaciones y del sistema.
  • .TemporaryItems: Esta carpeta contiene elementos temporales utilizados por algunas aplicaciones.

¿Por qué puedo necesitar ver los archivos ocultos de macOS?

Aunque anteriormente dijimos que no son necesarios verlos para poder utilizar el sistema operativo, bien es cierto en las manos adecuadas, los archivos ocultos pueden tener un uso decente por parte de los usuarios.

Administradores de sistemas o usuarios avanzados pueden necesitar ver los archivos de configuración para poder modificar la experiencia de uso de sus equipos o los Mac que tenga a cargo, además de solventar problemas específicos que existan para ese hardware y software.

Además, muchas veces los archivos .DS_Store no aportan nada de información y sólo ocupan espacio, por lo que borrarlos puede ser útil para liberar un poco de espacio en el disco duro.

No solo los archivos de sistema pueden estar ocultos, sino también cierto malware que puede estar infectando tu equipo. La eliminación del mismo puede ser un motivo por el que sea deseable ver los archivos ocultos de macOS.

Pero hay una comunidad que sí que está acostumbrada a editar, modificar y leer archivos ocultos y aunque no es usuaria al 100% de Apple, los necesita. Y me refiero a la comunidad del Hackintosh.

Los usuarios de PC que corren versiones modificadas de macOS para usarlo en hardware no soportado suelen estar acostumbrados a modificar archivos del sistema para poder hacerlo, por lo que para ellos es vital tener acceso a estas carpetas y directorios siempre que quieran seguir usando macOS como sistema operativo.

Cómo ver este tipo de archivos en macOS

Existen dos maneras rápidas de localizar los archivos ocultos en macOS, uno que incluye usar Finder y el otro usando el Terminal de macOS. Vamos a ver cada uno por separado:

Usando Finder

Puedes usar esta secuencia para ver archivos ocultos de macOS en Finder

Puedes usar esta secuencia para ver archivos ocultos de macOS en Finder

Para hacer uso de este método debemos realizar una combinación de botones que lo que hacen es habilitar la opción de ver los archivos ocultos de Mac.

Simplemente debemos abrir una nueva ventana de Finder y mantener el botón de Command (“cmd”) presionado.

Mientras presionamos Command, pulsaremos la tecla Mayúscula (“Shift”) y la tecla Punto (“.”). Al realizar esto, Finder se habilitará para que podamos ver todos los archivos ocultos que hay en nuestro Mac.

Usando el Terminal de macOS

desempaqueta pkg con el terminal de mac

Accede al Terminal desde la carpeta de Aplicaciones, o buscándolo desde la barra de Spotlight. Una vez abierto, introduce el siguiente comando:

defaults write com.apple.finder AppleShowAllFiles true

Para que los cambios surjan efecto, tienes que reinciar Finder. Para ello tienes que usar el comando killall

killall Finder

Cuando hayamos realizado esto, podrás ver todos los archivos ocultos que están disponibles en tu equipo sin límite ninguno.

Recapitulando: ver archivos ocultos en macOS puede venirnos bien en ciertos momentos

Aunque para el usuario medio no es necesario ver los archivos ocultos de macOS, sí que puede haber un target de usuarios que lo necesiten como los administradores IT o usuarios avanzados, además de la comunidad de Hackintosh, que necesiten esta funcionalidad.

Si vas a modificar o borrar algún archivo oculto, te aconsejamos que investigues antes para saber qué hace ese archivo y que, sobre todo, hagas una copia de seguridad del mismo por si acaso.

Simplemente cambiándole el nombre a una extensión ficticia tipo .bak te podrá dejar restaurar ese archivo en un futuro y que no tengas que temer por la integridad de tu sistema operativo en caso de un fallo de arranque.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.