El futuro del HomePod mini y del Echo de Amazon

Altavoces inteligentes. Un tipo de dispositivo que Apple lanzó hace ya muchos años, con su HomePod original, pero que nunca llegó a calar en los hogares hasta la llegada de los Echo de Amazon o los Google Nest.

Y con la entrada de éstos en el mercado, Apple no tuvo más remedio que mover ficha, y jubilar al carísimo HomePod por un nuevo HomePod mini más competitivo: más pequeño y más barato que su antecesor. Pero ahora corren malos tiempos para el Echo de Amazon. Es un negocio ruinoso para el gigante logístico. ¿Pasa lo mismo con el HomePod mini?

Elon Musk entró hace unas semanas en las oficinas de Twitter literalmente con un lavabo a cuestas. Pero escondido dentro de ese lavabo llevaba un hacha de enormes dimensiones, y ha empezado a cortar cabezas a diestro y siniestro, despidiendo de un plumazo a cientos de trabajadores, (posiblemente con razón) en una compañía que estaba muy sobresaturada de empleados.

Y parece que la moda de los despidos masivos ha calado en las grandes empresas tecnológicas. Mark Zukerberg está pensando hacer lo mismo con sus empleados de Meta, y Amazon parece que va a seguir en la misma línea. Ahora el líder del mercado online se han dado cuenta que su dispositivo por excelencia, el altavoz Echo, es una auténtica ruina para la compañía.

El altavoz Echo parece que va a morir de éxito. Un dispositivo que en la actualidad está funcionando a las mil maravillas en millones de hogares de todo el mundo. Pero Amazon tiene un grave problema con su Alexa.

HomePod mini

Cuando se lanzó el HomePod mini, Siri ya hacía años que sabía hablar a través de los dispositivos de Apple.

Amazon invirtió cientos de millones de dólares en desarrollar un altavoz inteligente con un asistente, Alexa, que la verdad es que funciona realmente bien. Ya está disponible en unos cuantos idiomas, (con gran esfuerzo por parte de la compañía), y se vende como churros en infinidad de países.

Así que cualquier empresa estaría encantada con sus extraordinarias ventas, pero realmente Amazon tiene un problema. No sabe cómo rentabilizar toda la inversión efectuada en el proyecto de Alexa. Si tenemos en cuenta que Amazon los vende casi a precio de coste, y no obtiene un beneficio neto con su venta directa, no tiene manera de recuperar esos millones invertidos en el desarrollo del asistente más famoso del mundo.

Quizás pensaba que sus usuarios utilizarían Alexa para fomentar el comercio online de su plataforma, pero no ha sido así. Nadie hace pedidos a Amazon mediante el Echo a viva voz. Sus usuarios sólo lo utilizan (yo me incluyo) para escuchar música a través de Spotify, la radio, la lista de la compra, consultar el tiempo, y controlar la gran cantidad de dispositivos para el hogar domótico compatibles con Alexa.

Así que Amazon no sabe cómo introducir publicidad, o crear alguna aplicación que pueda usarse con el altavoz inteligente a la cual sus usuarios tengan que pagar alguna suscripción. Sólo podría eliminar Spotify del Echo, y que sus usuarios tuvieran que suscribirse obligatoriamente a Amazon Music. Pero no se atreverán a hacerlo. Si Amazon lo hace, muchos Echos acabarían guardados en un cajón.

El HomePod mini es diferente

En cambio el HomePod mini no es ninguna ruina para Apple, aún siendo un dispositivo muy parecido. Simplemente por dos conceptos fundamentales.

HomePod mini

El HomePod mini es la mitad de pequeño que el Echo, y cuesta casi el doble.

El primero es que Siri no se ha creado para el HomePod. El asistente de voz de Apple funciona en los iPhone, iPad, Apple Watch, Macs y también en los HomePods. Así que diseñar y fabricar el HomePod mini le ha resultado muy barato a los de Cupertino, porque Siri ya existía. En cambio, Amazon tuvo que desarrollar Alexa únicamente para los Echo. Un grave error.

Y la segunda, es que, como todos sabemos, Apple no regala nada. Mientras un altavoz Echo lo puedes encontrar habitualmente por 59 Euros (25 Euros en campañas como el Black Friday), El HomePod mini cuesta 99 Euros. Apple gana dinero con cada venta del HomePod.

Así que visto el panorama, el futuro de los dos altavoces inteligentes es diametralmente opuesto. Mientras Amazon no sabe qué hacer con sus Echos, y puede que Alexa finalmente acabe en el paro, Siri tiene un contrato fijo y estable en Apple, y el HomePod mini puede seguir en el mercado muchos años más, como cualquier otro dispositivo «secundario» de Apple, como los AirPods, por ejemplo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.