Cómo ocultar IP

Al igual que en el mundo offline disponemos de documentos que nos acrediten y nos identifica ante la sociedad. Estamos hablando del DNI (Documento Nacional de Identidad). Pues bien, esto mismo lo podemos trasladar al ámbito de internet. La manera de identificarnos en la Red es a través de una dirección IP (Internet Protocol).

Esta dirección es única para conexión a internet. Pero deberemos distinguir entre la dirección IP privada y la IP pública. En el primero de los casos, se trata de las diferentes IP asignadas a cada equipo que se conecta a una red privada de un hogar o de una oficina. Mientras que todas ellas desembocan a en el router, que hace de ventana al exterior y éste será el que utilice y tenga asignada la dirección IP pública.

Es necesario disponer de esta identificación online, aunque gracias a ella —o por culpa de ella—, nos pueden rastrear; pueden conocer cuáles son nuestros movimientos en internet (temáticas preferidas, páginas visitadas) o incluso conocer qué enviamos a través de nuestros equipos. De ahí que últimamente se hable tanto de la privacidad, de los derechos que algunas empresas deciden vulnerar, etc. Sin embargo, existen diferentes métodos con los que conseguir poder ocultar IP. Y te los detallamos a continuación con algunos ejemplos.

Cómo conocer nuestra dirección IP privada y dirección IP pública

En primer lugar, y como te hemos dicho, en una red privada (hogar u oficina) seguramente hayan diferentes equipos conectados a un router. Todos ellos tendrán asignados una dirección IP privada (ejemplo: 192.168.1.25). Para ver en nuestro Mac esta dirección IP deberemos dirigirnos a la siguiente ruta:

Preferencias del Sistema>Red

Y elegir el tipo de conexión con la que estamos navegando a través de la Red. En la imagen que te adjuntamos puedes comporbar que nosotros estamos conectados a través de una conexión WiFi y en la parte derecha aparece la dirección IP.

Si lo que queremos es conocer nuestra dirección IP pública —nuestra identificación por la Red y que puede conocer todo el mundo—, puedes conocerla a través de diferentes páginas de internet que ofrecen esta información. Te vamos a dar tres opciones: Cuál es mi IP, Mi IP y Ver Mi IP. (Te dejamos capturas a continuación de cada una de ellas).

La opción más fácil para ocultar IP:  Web Proxy

Como ya te habrás figurado, esta dirección IP no se puede borrar. Pero como ocurriría con tu rostro, sí puedes colocarle una máscara que disimule tu identidad. Y esto es lo que pretendemos con toda esta información: camuflar IP.

El primer recurso que te vamos a nombrar es usar un Web Proxy, páginas de internet que servirán de intermediario entre tu conexión y el sitio que visitas. De esta manera conseguiremos una navegación por sitios online de manera anónima. ¿Cómo funcionan? Muy simple. Lo primero es identificar uno de ellos. Te recomendamos uno muy interesante y totalmente gratuito. Se trata de Hide.Me. En este proxy gratuito únicamente deberemos marcar el país desde el que quieres que los demás piensen que navegas y elegir las diferentes opciones que te ofrece: permitir cookies, encriptar URL, encriptar página, remover scripts y remover objetos. Una vez decides, solamente es tiempo de escribir la dirección que quieres visitar y darle a la tecla «enter».

Ahora bien, la parte negativa de este método es que es muy posible que la navegación no sea todo lo fluida que quisieras —es gratuito y por ende más concurrido de lo habitual—, además de que todo lo que hagas fuera de esta página estará sin camuflar. Por lo tanto, camuflar IP con este método no te servirá si envías correos electrónicos, usar servicios de mensajería instantánea, etc.

Usar el navegador Opera y su VPN gratuito ilimitado

Antes de llegar a la última opción —y más segura—, y si no quieres adquirir ninguna VPN con coste para camuflar IP, el popular navegador web Opera dispone de un servicio gratuito con el que poder navegar anónimamente en cualquier lugar de la Red. Pero, ojo, teniendo en cuenta siempre lo que hemos comentado anteriormente: si operas fuera del navegador, todos tus datos estarán al descubierto. Si todo lo haces a través del navegador y habilitas su VPN gratuito, podrás camuflar IP.

Para activar esta opción en Opera, descarga la última versión del navegador desde su página oficial. Una vez instalado, accede a «Opciones» en la barra de menú y busca el apartado que indica «Privacidad y seguridad». En el menú que te aparecerá a mano derecha, encontrarás la opción de habilitar la VPN. Márcala y verás que a partir de entonces en la barra de direcciones te aparece que estás navegando con una VPN activa. Es más, al pinchar sobre ese icono de color azul, tendremos información sobre la dirección IP que se está usando —comprobarás que no es tu dirección IP pública (se consigue camuflar IP)— y el país desde el que se está conectado teóricamente. Es una ubicación virtual. Por otro lado, este servicio, como te hemos dicho, es gratuito e ilimitado. Es decir, no tienes un límite de datos al mes como sí ocurrirá en el último apartado.

Red Privada Virtual (VPN) para camuflar IP: más seguro pero con coste

Quizá la opción más segura para camuflar la IP de nuestra conexión a internet sea contratar un servicio VPN o Red Privada Virtual. ¿Por qué? Pues porque es la única manera de asegurarnos que todos nuestros movimientos, nuestros envíos de datos, conversaciones basándonos en mensajería instantánea, etc. estén a buen recaudo. Dicho de una manera simple: colocar el escudo total a nuestra conexión e IP pública.

Existen diferentes opciones en internet, pero siempre aconsejamos buscar, consultar, comparar en internet o intentar fiarte de las recomendaciones de web expertas. Siéndote sinceros, lo mejor es optar por un servicio VPN para camuflar IP que sea compatible con todas las plataformas existentes en el mercado. Es decir, desde aquí nos basamos en la plataforma de Apple, pero es muy posible que también dispongas de un móvil inteligente que puede funcionar bajo iOS o Android, además de un ordenador secundario que se base en Windows.

De nuevo Hide.Me es una opción fiable o VPN. Pero también te podemos aconsejar VPNBook, Speedify o TunnelBear. Todos ellos tienen planes con pagos mensuales o anuales. Asimismo, y si quieres probar algunos de ellos, suelen disponer de planes gratuitos. Aunque, eso sí: suelen disponer de limitaciones de tráfico mensuales. Ahora bien, lo mejor es que todos ellos tienen aplicaciones para todas las plataformas. Una vez descargues las plataformas que te interesen, solamente deberás elegir el país desde el que te interese aparentar que estás navegando, qué quieres encriptar o camuflar exactamente, loguearte con tus credenciales y guardar la configuración.

Si todo lo has hecho como debes, al probar de nuevo alguna página que te indique tu dirección IP pública, ésta debería haberse cambiado por una muy distinta. Es más, si quieres ver si la dirección IP que se lanza desde tu conexión a Internet corresponde con el país que has configurado en tu VPN, visita esta página y te devolverá dos resultados: tu IP pública y el país.

Ofertas en Mac y accesorios
¿Quieres comprar un MacBook o un iMac? No te pierdas estas ofertas a la hora de comprar un ordenador de Apple y si ya tienes uno, protégelo con una buena funda.

MacBook con descuentoiMac rebajadoFundas MacBook


Categorías

Tutoriales

Ruben Gallardo

La escritura y la tecnología son dos de mis pasiones. Y desde el año 2005 tengo la suerte de compaginarlas colaborando en medios especializados del... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Alberto Guerrero dijo

    Muy interesante la verdad, el de la VPN me parece mejor opción aunque sea de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.