Termina tus videos con aspecto profesional pasando tus proyectos de iMovie a Final Cut Pro X

Siempre es de agradecer la interacción entre aplicaciones y más si estas son del mismo desarrollador, evitando así problemas de compatibilidad por un lado, así como una gestión de trabajo que conocemos del programa inicial. Como ejemplo a esta compatibilidad, es la interacción que tenemos entre iMovie y Final Cut Pro X. Muchos usuarios aficionados a distintos videos: de la familia, viajes o eventos deportivos, llevan a cabo sus proyectos en el editor de video que viene de serie en nuestros Mac. Las funciones que hoy en día nos ofrece iMovie son suficientes para un pequeño video que desarrolle una empresa para promocionar sus productos en una web o la presentación de un evento. 

No obstante, dependiendo de la complejidad del video, en algunos casos será suficiente iMovie. Pero si queremos realizar ajustes de imagen hasta el extremo, es posible que requiramos de Final Cut Pro X. Entonces, si utilizamos ambos, ¿por qué no trabajar directamente con el programa profesional de Apple?

Muchas veces esta decisión no está tan clara en el momento inicial. Por lo tanto, desde que iMovie incorporó la función “enviar película a Final Cut Pro” generalmente empiezo utilizando iMovie y si la cosa se complica: muchas correcciones de color, varias pistas de video y audio, sincronización de clips, etc, acabo haciendo uso de esta fantástica función.

Lo primero decir que la exportación a Final Cut Pro es perfecta. No se deja nada por el camino y no informa sobre la incompatibilidad de alguna función, como ocurre al exportar con otros programas. Lo segundo, al estilo de Apple, en pocos segundos tenemos nuestro proyecto abierto en Final Cut Pro. Por último, Apple tiene estas dos aplicaciones totalmente optimizadas para nuestros Mac. Por lo tanto, hasta un Mac con prestaciones de usuario doméstico, puede manejar ambas aplicaciones con fluidez y soltura similares a un Mac con mayores prestaciones. La diferencia de rendimiento la encontraremos en la ejecución de determinados plugins o el trabajo de renderización final (cierre del proyecto).

Para acceder a la función, debemos tener abierto un proyecto de iMovie, pulsar sobre cualquier parte del mismo y buscar la función en: Archivo – “enviar película a Final Cut Pro”

Por lo tanto, si empiezas a ver que iMovie se queda corto y estás dispuesto a pagar por alguna de las opciones de Final Cut Pro X, te aseguro que su manejo no te dejará indiferente.

Ofertas en Mac y accesorios
¿Quieres comprar un MacBook o un iMac? No te pierdas estas ofertas a la hora de comprar un ordenador de Apple y si ya tienes uno, protégelo con una buena funda.

MacBook con descuentoiMac rebajadoFundas MacBook


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.