Un MacBook sin teclado ha sido patentado por Apple

teclado

Todo vuelve. El primer «ordenador» que pasó por mis manos fue un Sinclair ZX81. Se lo compró un colega del instituto. Como carecía de almacenamiento, si queríamos «jugar» a algo, previamente habíamos de teclear todas las instrucciones del juego en Basic. Mi amigo me las dictaba, extraídas de las revistas mensuales que se editaban en la época y yo las tecleaba. Jugábamos un rato con aquellos enormes pixeles en blanco y negro, y al otro día, vuelta a empezar.

Este rollo «vintage» viene al caso porque dicho ZX81 tenía un teclado «sin teclas». Era una sola membrana de plástico lisa con las teclas serigrafiadas, que debías presionar para que hiciera contacto el circuito impreso que corría por debajo. Como el de aquellas calculadoras Casio extraplanas tipo «tarjeta de crédito». Ahora Apple ha patentado un MacBook sin teclas, como aquel ordenador que se inventó Clive Sinclair. Todo vuelve.

A Apple se le ha concedido otra patente relacionada con un MacBook. Hace unas semanas publiqué otra noticia sobre otra patente que explicaba la idea de un MacBook con zonas hápticas en la carcasa en lugar del trackpad. En esta ocasión la nueva patente concedida el 30 de marzo de 2021 parece eliminar no solo el trackpad, sino también el teclado completo.

Dicha nueva patente lleva el título de «estructura de entrada configurable sensible a la presión para dispositivos electrónicos». La idea es evitar el problema con los teclados mecánicos, como Apple experimentó con los problemáticos teclados de mecanismo mariposa que sufrieron defectos a veces sin solución cuando el polvo y la suciedad se acumulaba bajo las teclas.

Una sola zona lisa configurable

patente

Una imagen que refleja claramente la idea de la patente.

En esta patente, el área de entrada, donde normalmente se encuentra el teclado y el trackpad de un portátil, es una superficie metálica de un solo contacto. Bajo esta superficie hay dos capas en las que se construyen los controles de entrada.

Una capa que cede a la presión podría ofrecer al usuario retroalimentación sobre la entrada y pequeños agujeros translúcidos en la superficie metálica podrían permitir que se muestren botones o bordes y se adapten a diferentes configuraciones.

Es interesante que, según la patente, el usuario pueda configurar él mismo el área de entrada. Así que en lugar de un teclado qwerty, toda la superficie podría utilizarse como teclado numérico, o un solo trackpad, por ejemplo.

Veremos si algún día dicha idea ya patentada se hará realidad, o simplemente permanecerá archivada como una patente más de las cientos de ellas que se quedan en solo ideas y proyectos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)