Elige bien los SSD del Macbook Pro de 15″ pues no son reemplazables

nuevo-macbook-pro-gris-espacialCada cierto tiempo nos encontramos con equipos Mac que tienen el inconveniente de encontrarse cerrados para el cambio o sustitución de piezas de hardware. Generalmente conseguir equipos con dimensiones reducidas implica que el desmontaje de los equipos se complica. En esta ocasión le ha tocado al Macbook Pro de 15″ que según leemos en varios foros, imposibilita la sustitución de los discos SSD.

Apple ha decidido sacrificar un posible cambio de discos SSD por la novedosa barra OLED en estos equipos. Por lo tanto, debemos calcular de la forma más exacta posible la cantidad de memoria a utilizar, para no quedarnos cortos, o tendremos que recurrir a discos externos.

Según reportan algunos usuarios, no queda espacio suficiente en la placa base, para extraer los discos de almacenamiento en las versiones con Touch Bar. Otros usuarios indican algo similar con los equipos más pequeños, los de 13″, pero siempre en la versión con Touch Bar.

Todo parece indicar que la incorporación de la nueva barra OLED, comprime tanto el espacio de los nuevos equipos, que impide la sustitución de las memorias de almacenamiento. Por otro lado, esto no ocurre en los nuevos Macbook Pro estándar o sin barra Touch Bar, que parecen ser reemplazables.

De confirmarse que las memorias SSD se encuentran soldadas a la placa base, sería el primer Mac con memoria SSD soldada desde el Macbook de 12″. Por lo tanto, debemos seleccionar que capacidad necesitamos, si 512 Gb o 2 Tb, porque no la podremos ampliar. No obstante, pensemos en otras repercusiones todavía más importantes: cobra especial importancia las copias de seguridad en estos equipos, pues un fallo en los discos implica la pérdida de la información con una probabilidad muy alta.

Bien es cierto que la primera impresión que recibí al tener en mis manos el nuevo Macbook (he tenido en mis manos uno de 13″) es encontramos con un ordenador muy ligero y versátil, debemos valorar si nos compensan estos atributos frente a la polivalencia de un equipo más configurable.


Un comentario

  1.   Fran M dijo

    Supongo que a lo que se refiere el artículo es que lo más preocupante de todo es que si falla la placa base, o fuente de alimentación es imposible extraer los datos del disco SSD, incluso un fallo de memoria RAM que haga imposible el arranque del sistema operativo o herramienta de recuperación.

    Esto es muy grave en un equipo profesional, siempre se utilizan copias de seguridad por la importancia de los datos que se manejan, pero no cabe duda que es un detalle importante, cualquiera que lleve un tiempo en informática sabe que tarde o temprano nos encontramos con situaciones de este tipo. Ahora para quedarte sin acceso a los datos existen muchos más puntos de fallo que el disco SSD.

    Como sigan así en pocos años un Macbook Pro será exactamente igual que un iPad Pro, no sé si son los años, la velocidad con la que cambia todo o que hay alguien que no sabe muy bien el rumbo que se debe llevar. ¿Tiene sentido tener la línea Macbook Air y MacBook?

Escribe un comentario