¿AirTag para localizar personas? Puede no ser una buena idea

Airtag para localizar personas

Hace tiempo hablamos de los Apple AirTags, esos pequeños localizadores bluetooth que lanzó la compañía de Cupertino hace tiempo y que en vez de usar una red externa como es la GPS o la NB-IoT, como otras soluciones viables, se vale de cada usuario de productos de Apple para crear una red interna de bluetooths sincronizados. Que esto exista nos abre un nuevo debate: ¿puede usarse el AirTag para localizar personas?

Para poder responder a esta pregunta, recurriremos a distintos factores que se deben analizar antes de usar algo para lo que no está concebido realmente: la ética, la legalidad y la tecnología de la solución frente a otras.

Localizar a personas con AirTag: dudas éticas y legales que se nos ocurren

La protección de nuestros familiares no puede ir contra sus derechos

La protección de nuestros familiares no puede ir contra sus derechos

Siempre que hablamos de la geolocalización de personas, la ética y la legalidad son barreras que aparecen. El hecho de que podamos hacer algo, no implica que debamos hacerlo o que esté bien hacerlo, y este caso no iba a ser menos.

Analizando todo desde un punto de vista ético y legal, el seguimiento de personas gira en torno al consentimiento y la transparencia: convirtiendo en esencial obtener el consentimiento explícito y voluntario de la persona que será rastreada antes de utilizar cualquier dispositivo de seguimiento en su contra.

Ya que, de lo contrario, estaríamos atentando directamente contra el derecho de la intimidad de la persona y vulnerando sus libertades como individuo, que además de ser poco ético va contra la ley.

Rastrear a una persona utilizando métodos como el AirTag también debe de tener un propósito legítimo: poner un localizar a un niño que va sólo al colegio o a una persona mayor que sufre de algún trastorno cognitivo puede verse como algo aceptable en la sociedad, ya que va ligado a una función de protección de la persona vulnerable, mientras que ponerle el dispositivo de seguimiento a una pareja no lo es, porque representa un control no deseado rozando el acoso.

Otro tema que debe tenerse en cuenta es el acceso limitado a ese seguimiento. El acceso a la ubicación rastreada debe ser limitado a las personas que tengan una razón legítima para conocerla, como familiares cercanos o cuidadores en situaciones específicas.

Barreras tecnológicas: ¿Los AirTag para localizar personas son verdaderamente fiables?

uso de airtag para localizar gente

Los AirTags utilizan la tecnología Bluetooth de baja energía para comunicarse con dispositivos iOS cercanos y se pueden rastrear utilizando la red Buscar mi iPhone de Apple. Y aunque existen multitud de iDevices en el mundo… ¿podemos asegurarnos que en cada rincón del planeta haya uno con Buscar mi iPhone activo? Probablemente no.

Ese sería el gran Talón de Aquiles de los AirTag como tecnología de seguimiento: la dependencia de otros dispositivos en sí que sean los receptores y canalizadores de la señal que emiten, convirtiéndolos en inútiles en cuanto no haya ningún dispositivo Apple cercano.

Hablemos de un caso donde los AirTag pueden ser mayormente inútiles en la localización de personas. Hace años acudió a mí una persona solicitándome consejo sobre relojes localizadores GPS, ya que querían regalarle uno a su padre que era una persona mayor, que comenzaba a sufrir síntomas de Alzheimer y que vivía en el monte.

El hombre comenzaba a desorientarse cuando daba paseos y se había caído en una zanja, en la que estuvo todo un día entero hasta que alguien del pueblo lo encontró acercándose la noche. En un caso como este, el AirTag es una solución inútil ya que emite una señal bluetooth que ningún otro dispositivo iba a recibir.

En este sentido, tal como indicamos en nuestro otro artículo sobre los AirTag, quizá otra opción que trabaje sobre red GPS o incluso sobre la Narrow Band IoT pueda ser más completa dada la precisión del seguimiento.

Pero el mayor enemigo para usar un AirTag para localizar personas, es la propia compañía desarrolladora, que previene al usuario para que no le de este mal uso.

Apple ha implementado límites en la frecuencia con la que un AirTag no vinculado puede transmitir su ubicación de manera anónima, que evitaría que los AirTags se utilicen para realizar un seguimiento constante y no consensuado de personas y dejándolos descartados para estos menesteres a largo plazo.

Aún sabiendo todo esto, quiero usar mi AirTag para localizar personas. ¿Cómo lo hago?

configurar un Airtag es fácil

Si aún después de saber todo esto pretendes seguir con la idea de usar el AirTag para localizar a alguien, es muy sencillo de configurar. Simplemente hazlo como si fueras a localizar un objeto y déjale el localizador a buen recaudo.

Tendrás que asegurarte que el AirTag está vinculado a tu cuenta de iCloud y que está correctamente configurado para que puedas hacerse el seguimiento, siguiendo los pasos de configuración que nos marca la compañía.

En el caso que desees hacer un seguimiento compartido con otra persona, puedes agregar la cuenta de Apple ID de la otra persona al dispositivo, permitiendo que ambas cuentas tengan acceso a la ubicación del AirTag a través de la aplicación Buscar.

Conclusión: usar el AirTag como geolocalizador de individuos puede no ser una buena idea

Llavero AirTag

Hemos visto las barreras éticas, legales y tecnológicas que existen a la hora de utilizar un AirTag para localizar personas, y sinceramente si me preguntas, yo no lo escogería como un método fiable para estos menesteres.

El seguimiento de personas con AirTags u otras tecnologías similares debe abordarse con un profundo respeto por la privacidad y la autonomía de las personas, pero también con la seriedad que implica tomar la decisión de una tecnología adecuada para la protección de nuestros allegados, ya que no vale escoger cualquier solución que exista en el mercado.

Por lo que antes de utilizar un dispositivo de seguimiento, se debe realizar una evaluación de los posibles riesgos y beneficios que tiene la tecnología que queremos usar, para asegurarnos que efectivamente estamos cumpliendo nuestro cometido y a su vez, que no estamos vulnerando los derechos de la otra persona.

Siempre que tengas dudas con esto, recuerda esta frase del abogado y escritor estadounidense Arthur S. Miller: “tus derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás”.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.