¿Qué es mejor, comprar o alquilar un iPhone?

Comprar o alquilar un iPhone

Que la electrónica de consumo cada vez tiene un ciclo de vida más corto es un hecho muy claro e innegable. Los móviles ya no duran varios años y de normal, la vida operativa de un dispositivo suele durar en torno a los 2 años como máximo. Con todo este contexto, es normal preguntarse si es mejor alquilar o comprar un iPhone.

Aunque la compra de tecnología sigue arraigada como una realidad, cada vez empiezan a haber nuevos modelos de negocio del consumo de la electrónica. ¿Es mejor alquilar o comprar un iPhone? Vamos a verlo juntos a lo largo de este artículo.

¿Es necesario comprar un iPhone para poder tener uno?

alquilar un iPhone es posible

Como hemos dicho en la introducción, tradicionalmente la primera opción para poder usar un teléfono móvil es comprarlo. De esta manera, te aseguras que la propiedad del dispositivo es tuya y que además podrás hacer con él lo que quieras, con los límites establecidos por la garantía del dispositivo.

Y aunque este es el método más habitual de disfrutar de la tecnología, recientemente y un poco de la mano del mundo empresarial, comenzaron a llegar nuevos modelos de arrendamiento que permiten el disfrute de un teléfono Apple sin necesidad de tener la propiedad del mismo:

  • Leasing: es un contrato de arrendamiento financiero de un bien, en nuestro caso sería un teléfono, en el que una empresa proporciona este activo a un cliente a cambio de un pago regular. El cliente no adquiere el teléfono en sí, sino que mientras va pagando su cuota tiene el derecho de uso del mismo. Cuando llega el fin del acuerdo se le plantean tres opciones al cliente: adquirirlo a un precio final acordado en el contrato, devolverlo y extinguir el contrato, o renovarlo por más tiempo.
  • Renting: es un contrato de arrendamiento parecido al leasing, que se hace a corto o medio plazo. La gran diferencia con el leasing es que no sólo se le proporciona al cliente el teléfono que quiere, sino que también va junto con él una serie de servicios extras como el mantenimiento, las reparaciones y el seguro. En esta modalidad de arrendamiento el consumidor no puede quedarse con el teléfono y tiene la obligación de devolverlo al final del contrato del mismo.
  • Alquiler: es la opción de arrendamiento más conocida por todos, en la que una empresa cedería el uso de un teléfono de su propiedad a un cliente a cambio de una mensualidad acordada en el contrato de alquiler. En este caso la propiedad del teléfono nunca está discutida (siempre es de la empresa) y una vez finiquitado el contrato de alquiler, el usuario debería de devolver el iPhone al arrendador.

Ahora que ya conocemos los tres modelos de arrendamientos más habituales, vamos a responder a la pregunta central de este articulo: ¿qué es mejor, alquilar o comprar un iPhone?

Alquilar o comprar un iPhone, he ahí el dilema

Es importante hacerse las preguntas clave para alquilar un iPhone

Como todo en esta vida, creo que lo fundamental es hacer números para saber que es lo más idóneo, pero antes habría que preguntarse una serie de preguntas clave que nos pueden dar pie a pensar cuales de las dos opciones es la mejor:

  • ¿Quiero ir siempre a la última?
  • ¿Suelen durarme mucho los teléfonos móviles?
  • ¿Mis ingresos me permiten pagar una cuota mensual fija?
  • ¿Necesito siempre tener la mejor tecnología disponible en el momento?
  • ¿Cuándo renuevo, suelo vender el teléfono anterior?

Simulando alquilar un iPhone en Grover

Grover es una de las plataformas más reconocidas en España de alquiler de tecnología: disponen desde electrodomésticos a tabletas y telefonía.

Entre las condiciones de Grover junto con la cuota de alquiler se incluye un seguro con un 10% de franquicia (es decir, que en caso de tener un siniestro sólo hay que pagar el 10% de la reparación), además de que ofrecen la posibilidad de finalizar el contrato anticipadamente o de poder adquirir el teléfono. Por lo que tal como vimos antes, aunque ellos digan que están vendiendo un alquiler, podríamos decir que nos encontramos ante un híbrido entre el leasing y el renting entre los servicios que ofrece la empresa.

Supongamos un alquiler a 12 meses, que es el tiempo máximo que contemplan para un iPhone 14 Pro Max 256 Gb. Si revisamos las condiciones de la web, nos sale a un precio de 79,79 euros al mes. O lo que es lo mismo, 956,4 euros anuales, con el seguro con franquicia incluido en el precio.

Alquilar iPhone en Grover En este modelo de arrendamiento, sabemos que tendremos un iPhone nuevo a ese coste anual con su seguro incluido y que llegado el mes 13, podemos rescindir nuestro contrato y entregarlo de nuevo para poder escoger el siguiente modelo de Apple o de otro fabricante si así lo deseamos.

Pero, aunque todo pinte bastante bien en el papel, existe un riesgo muy importante en este tipo de negocio: Grover no cubre el robo o pérdida del terminal. En el caso de que te roben o pierdas el iPhone, tendrás que abonarlo íntegramente sin que las cuotas que hayas pagado por él sirvan de descuento, lo que dispararía enormemente el gasto por tener este modelo de terminal de la marca de la manzana.

Comprar y asegurar un teléfono: veamos el caso de financiar un móvil

Es difícil poder hacer el ejercicio de equiparar ambos costes ya que son muy distintos, pero vamos a utilizar la financiación de un operador de telefonía para simularlo. En nuestro caso, nos hemos decantado por Vodafone ya que deja financiar terminales sin tener permanencia asociada por ello, además de disponer de un seguro contra rotura y robo llamado Vodafone Care.

Para el mismo iPhone 14 Pro Max, siendo cliente con una tarifa normal con datos ilimitados, a la hora de comprar el teléfono tendríamos un Precio de Venta al Público (PVP) de 1380 euros.

Financiado en 24 meses, quedaría una cuota de 57,50 al mes y si le añadimos el seguro de roturas y robo le sumaríamos 20 euros extra. Por lo que nos quedaría una cuota similar a la de Grover: 77,50 al mes.

Ejemplo de costes de iPhone financiado

Como punto positivo frente a la propuesta de Grover, con el mismo coste tendríamos un teléfono en propiedad con un seguro mejor: nos cubriría tanto robo como incidentes con carteristas (aunque el hurto o la pérdida no estarían contempladas), pero con la contraprestación de tener la obligación de mantener el pago a plazos durante 12 meses más.

Pero no sólo hay que tener esta variable en cuenta a la hora de escoger si comprar o alquilar un iPhone: si el terminal es de tu propiedad, cuando hayas pagado las cuotas puedes optar por venderlo y recuperar parte de la inversión. Y en el caso de Apple, los teléfonos no pierden tanto valor en comparativa con otros fabricantes.

Cojamos como referencia para “predecir el futuro” el iPhone más similar de hace 2 años, el iPhone 12 Pro Max 256 Gb y usemos como referencia CeX, que por nuestra experiencia es la tienda de segunda mano que mejor paga por los productos:

Compara precios para saber cuánto vale tu iPhone

A día de hoy, Mayo de 2023, un iPhone 12 Pro Max de 256 Gb en buen estado lo están comprando por 369 euros y si revisamos portales de segunda mano como Wallapop, podemos ver que se está vendiendo en torno a los 650 euros. Por lo que, si nos quedamos con un precio medio entre ambas dos opciones, estaríamos recuperando una inversión de 509 euros.

Con todo ello, tendríamos esta comparación directa de costes:

Comparación de costes de alquilar o comprar un iPhone

Conclusiones finales: ¿Qué es mejor, comprar o alquilar un iPhone?

Si nos centramos en los números, la evidencia empírica no miente: es más rentable comprar el iPhone y disfrutarlo sabiendo que tenemos el 100% de la propiedad que alquilarlo, sobre todo porque existe una opción de recuperar parte de la inversión hecha en el teléfono que en los casos de un iPhone es importante.

Pero la respuesta real es muy subjetiva: depende del tiempo que pretendas seguir con tu iPhone. Si sólo quieres usarlo un tiempo breve como un año o incluso menor, un renting tipo Grover podría ser una opción acertada. En el caso de que el contrato vaya para dos años, no lo dudes: compra tu iPhone y estarás haciendo una inversión más razonable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.