Apple y Google: Alemania, sí. Reino Unido, no. ¿Por qué?

Apple y Google se unen contra el coronavirus

No quiero ser pesado con este tipo de noticias, pero me parece lo suficientemente interesantes como para estar informado. Alemania sí, pero Reino Unido dice que no está de acuerdo a que la aplicación conjunta de Apple y Google sea descentralizada. ¿En qué se diferencian las alternativas y por qué unos países sí y otros no?

Alemania sí pero Reino Unido (y Francia) dicen que no. ¿Por qué?

La idea de Apple y Google es la de crear una aplicación que sea capaz de rastrear los contactos que una persona que ha sido confirmada como positiva en COVID-19 ha tenido en los últimos 14 días.

La aplicación funciona mediante el bluetooth del móvil. Es la primera vez que Apple va a permitir que sus dispositivos, sobre todo iPhone sea capaz de comunicarse con Android mediante este protocolo.

Aplicación conjunta de Apple y Google contra el coronavirus

Un usuario de la app se descarga y enciende la aplicación. Desde ese momento ésta trabaja en segundo plano y si ese usuario se encuentra con síntomas de contagio y una prueba médica afirma que es positivo (es lo ideal pero podría ser de otra manera) lo declara en la app. De forma inmediata envía los datos de los últimos 14 días de esa persona. Lo envía a centros médicos pero también a los usuarios con los que ha tenido contacto.

De esa manera se podría realizar un seguimiento de todas las personas con las que ha tenido contacto. Así los servicios médicos podrían evaluar a ese entorno y determinar si existen más contagios. Una forma de evitar la propagación del virus.

Mientras que los datos no se envían, estos se encuentran en el dispositivo del usuario. No salen del mismo, manteniendo de esa manera la privacidad y la seguridad de esa persona.

Este sistema es descentralizado. Pero algunos países de Europa piensan que no es efectivo y debería ser gestionado de una manera centralizada.

Centralizado VS Descentralizado

Alemania apoya a la aplicacion conjunta de Apple y Google

Alemania pensaba de esta manera, hasta que ayer os contábamos que había cambiado de opinión. ¿Por qué?.

Porque si se centraliza todo en una misma base de datos, y se envían los datos de manera indiscriminada, la privacidad y la seguridad no está garantizada.

Cualquiera con conocimientos podría entrar en esa base y obtendría millones de datos de miles de usuarios, independientemente de si están contagiados o no.

Sin embargo Reino Unido, no admite la solución de Apple y Google y piensa que la segunda manera, la centralizada es la más idónea para desarrollarse en su país. Francia parece que va por el mismo camino porque ha pedido a Apple que desbloquee el bluetooth del iPhone con la intención de crear su propia aplicación.

De esta manera si resides en Reino Unido, y se lanza la aplicación que quieren crear, la aplicación registrará los datos cuando las personas están cerca unas de otras, utilizando un servidor informático para determinar a quién enviar alertas cuando una persona es diagnosticada con coronavirus.

Este enfoque se argumenta en que se proporcionará más información sobre cómo se propaga COVID-19 y permitirá un mayor control sobre quién recibe las notificaciones:

Una de las ventajas es que es más fácil auditar el sistema y adaptarlo más rápidamente a medida que se acumulan pruebas científicas. Así lo ha manifestado a la BBC, el profesor Christophe Fraser, uno de los epidemiólogos que asesoran a NHSX.

El objetivo principal es dar notificaciones a las personas que corren más riesgo de haberse infectado, y no a las personas que tienen un riesgo mucho menor. Probablemente sea más fácil hacerlo con un sistema centralizado.

Aquí ya aparece un sesgo: Riesgo mayor contra riesgo menor.

Como decía, creo que estas noticias son importantes, porque está en juego no sólo el como gestionar una pandemia a través de la tecnología si no que también se cuestiona la privacidad y la seguridad del usuario. Dos baluartes muy importantes para Apple (y Google) pero parece que no lo es tanto para determinados Gobiernos.

Aunque si lo analizamos bien, y hacemos caso a los científicos, un sistema centralizado genera menos alarma social y puede que la app sea más efectiva para lo que se ha creado.

El debate está servido. a ver que hacen el resto de países con la API de Apple y google.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Charles dijo

    Como ideas pensada en el bien es buena, pero el problema radica en el uso que se le puede dar.
    Pensemos mal: que pasará con la privacidad cuando le demos uso para saber quien está en tal parte o no?
    Desde ahora si te manifiestas socialmente un día podrán saber si fuiste, con quien compartiste, etc.

    Buena idea pero con un trasfondo y uso preocupante.