Un fotógrafo recupera su equipo robado valorado en 7.000 Euros gracias al AirTag

Todos los fanboys de Apple nos hemos comprado uno o varios AirTags «por si las moscas». Pero con la extraña sensación de haberte comprado un dispositivo de Apple con la esperanza de no tener que usarlo nunca.

Eso es lo que le pasó a un fotógrafo Australiano. Le robaron dos bolsas de su coche, con el equipo electrónico de su trabajo. Cámaras y portátil valorado en unos 7.000 Euros. Por suerte, tenía un AirTag escondido en cada una de las bolsas. Avisó a la policía, y gracias a los rastreadores de Apple localizaron el equipaje robado, con todo el equipo aún en su interior.

La verdad es que en cuanto salió el AirTag al mercado, sin dudarlo compré un pack de cuatro. Uno para cada miembro de mi familia. Es un accesorio bastante económico, y que te puede sacar de más de un apuro. De momento, en casi un año de uso, sólo mi hijo menor (bastante despistado, por cierto) lo ha tenido que usar varias veces para encontrar las llaves de casa. Si las hubiera perdido de verdad, sólo en hacer copias nuevas o cambiar la cerradura de casa por una con llave diferente ya me hubiera costado más que los 35 Euros que cuesta.

Para eso Apple diseñó el AirTag. Mucho se ha hablado al respecto por su mal uso para espiar a las personas, y la compañía está haciendo todo lo posible para evitarlo. Un fabricante de hachas para cortar leña no puede evitar que alguien pueda matar a una persona con una de esas herramientas. Y dicho fabricante evidentemente no tiene la culpable crimen.

Las bolsas robadas estaban en el mismo hotel

Un buen ejemplo de su buen uso es la noticia que ha aparecido hoy en los medios del sector. Un fotógrafo  australiano ha podido recuperar su equipo de trabajo que le habían robado este mismo fin de semana por valor de 7.000 Euros. Gracias a dos AirTags que había escondido en las dos bolsas sustraídas. Casi nada.

Graham Tait, un fotógrafo de Sídney, Australia, viajaba por trabajo cuando le robaron más de 7.000 Euros entre las cámaras, objetivos y el portátil de su coche que tenía estacionado en el aparcamiento de su hotel.

Por suerte para Tait, tenía escondido un AirTag en cada una de las dos bolsas que le fueron robadas, con todo el equipo de trabajo en su interior. Al darse cuenta, abrió la aplicación Buscar en su iPhone y vio la ubicación de su equipo robado. Afortunadamente, después de llamar a la policía, pudo recuperarlo todo, incluyendo su cartera, una cámara, un portátil y una GoPro. Las bolsas estaban en una habitación del mismo hotel en el que se alojaba. 70 Euros que costaron los dos rastreadores más que amortizados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)