El Apple Watch podría terminar siendo uno de los dispositivos médicos más importantes jamás fabricados

sensor trasero Apple Watch 6

Puede ser un atrevimiento por mi parte el haber puesto este título en esta entrada. Sin embargo no creo que me aleje mucho del sentimiento que existe entre la comunidad médica y de usuarios sobre este dispositivo. El Apple Watch nació como un dispositivo auxiliar de ayuda. Pero ahora es totalmente independiente, tiene vida propia con sus propias circunstancias y mas si cabe desde que tenemos el modelo GPS+Celular. Un nuevo estudio nos indica a pensar en las posibilidades del reloj y como se puede convertir en un dispositivo esencial medicamente hablando.

Apple Watch Acero

El reloj de Apple nacido hace seis años ha evolucionado de una manera vertiginosa. Hemos pasado de un dispositivo totalmente dependiente del iPhone a ser uno de los dispositivos con más proyección del ecosistema de la empresa. Nació con la idea de ayudar al usuario a no utilizar y estar tan pendiente del móvil a ser uno de los dispositivos médicos más importantes en la actualidad. En un futuro no muy lejano ser casi imprescindible para determinadas personas.

Hemos pasado de que ayude a las personas en caso de caída a poder detectar problemas cardiacos, salvando numerosas vidas. En un estudio reciente se hablaba incluso de la posibilidad de poder prevenir y detectar con prontitud síntomas de COVID-19. El coronavirus nos ha puesto a la humanidad en jaque y aunque es un virus que no posee un índice de mortalidad grande, está siendo devastador para la humanidad.

Un nuevo estudio asegura que el Apple Watch puede predecir síntomas de COVID una semana antes que una PCR

Apple Watch serie 6 medirá el oxígeno en sangre

Que un dispositivo sea capaz de predecir probables síntomas de una enfermedad antes de que se produzcan, es un avance primordial. Pero que lo haga un reloj «asequible» y al alcance de cualquiera, es un paso de gigante. Puede cambiar el panorama de este tipo de gadgets. El Apple Watch puede ser el primero de muchos que vengan después y ese uso masivo de este tipo de dispositivos es algo muy bueno.

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Monte Sinaí en EEUU han descubierto que un Apple Watch puede predecir eficazmente un diagnóstico positivo de COVID-19 hasta una semana antes de las pruebas de frotis nasales actuales basadas en PCR. Esta investigación ha sido publicada en el Journal of Medical Internet Research y ha sido revisado por pares. El «Estudio Warrior Watch» involucró a varios cientos de trabajadores de la salud del Monte Sinaí. Usaban el Apple Watch y un iPhone con una aplicación que estaba dedicada a monitorizar y recopilar datos de salud personal.

El principal punto de interés para los investigadores fue la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), un indicador clave de tensión en el sistema nervioso. Este conjunto de datos se combinó con los síntomas notificados asociados con la enfermedad, como fiebre, dolores, tos seca y pérdida del gusto y el olfato. El estudio Warrior Watch no solo pudo predecir infecciones hasta una semana antes de que las pruebas proporcionaran diagnósticos confirmados, sino que también reveló que los patrones de VFC de los participantes se normalizaron con bastante rapidez después de su diagnóstico, volviendo a la normalidad aproximadamente una o dos semanas después de sus pruebas positivas.
Estudio Warrior Watch
Los investigadores esperan que los resultados puedan ayudar a anticipar los resultados y aislar de forma remota a las personas que están en riesgo. Eso sin tener que realizar un examen físico o administrar una prueba de hisopo. Evitando la propagación potencial antes de que alguien sea altamente contagioso. El estudio se expandirá en el futuro para ver qué otros dispositivos portátiles pueden trabajar sobre los mismos baremos y circunstancias sobre la COVID-19 u otras enfermedades.
Ahora mismo, Apple está trabajando con investigadores del Seattle Flu Study y el cuerpo docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. El fin es explorar cómo los cambios en el oxígeno en sangre y la frecuencia cardíaca pueden ser señales tempranas de la aparición de la influenza y el COVID 19. Estudios anteriores independientes de Apple Watch han demostrado que los sensores cardíacos del reloj inteligente pueden detectar signos tempranos de diabetes y proporcionar señales de advertencia tempranas de fibrilación auricular.
 
Lo dicho:  El Apple Watch podría terminar siendo uno de los dispositivos médicos más importantes jamás fabricados

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.